Hay un error que todos cometemos que tiende a aumentar el tiempo de secado de la ropa cuando ponemos en marcha la lavadora. Esto es lo que es.

Durante nuestro día nos encontramos teniendo que cambiarnos de ropa ya que muchas de estas están sucias o incluso por cuestiones de higiene y por lo tanto la pila de ropa a lavar aumenta.

Así, llega el momento en el que tenemos que hacer funcionar nuestra lavadora y tratamos de hacer funcionar el mejor programa en función de los tejidos introducidos en su interior para que sea lo más rápido posible.

Lavadora: aquí está el error que todos cometemos

Sin embargo, operar la lavadora tiene un costo y por eso muchos tienden a usarla solo en las franjas horarias donde el costo de la electricidad es menos caro y por lo tanto casi siempre por la noche.

Una vez lavada la ropa existe el problema del secado, que muchas veces ocurre al aire libre cuando brilla el sol pero en invierno puede ser un verdadero problema ya que el sol tiende a esconderse.

Por este motivo, muchos hogares disponen de secadoras . Un electrodoméstico que al igual que la lavadora seca nuestra ropa en función de su contenido de agua evaporando todo el exceso de humedad.

Lavadora: el error común de todos

Pero el uso frecuente de la secadora tiende a debilitar los tejidos y si nos encontramos ante paños que tengan algún estampado este podría deteriorarse por no hablar de los costes en la factura.

Por ello, optamos por el secado clásico pero este puede llevar mucho más tiempo y en ocasiones cometemos un error muy frecuente que tiende a mantener nuestra ropa mucho tiempo en el tendedero.

Cuando usamos nuestra lavadora es recomendable no seleccionar el ciclo de centrifugado perfecto y no colocar la ropa dentro del baño, ya que es una de las estancias más húmedas y podrán atraer todo el vapor de agua.

El consejo para tener paños secos en poco tiempo

Pero el error más común que todos cometemos es colgar la ropa en el tendedero de manera incorrecta, lo que podría hacer que nuestra ropa permanezca seca por mucho tiempo.

El problema está en la forma de colgarlos en el tendedero y en ocasiones tendemos a enredarlos unos junto a otros dejando poco espacio y por tanto sin posibilidad de que puedan transpirar.

Aunque es comprensible que tiendamos a poner más ropa en el tendedero, es necesario que dejemos espacio entre una y otra para que el sol y el viento puedan cubrir todas las prendas.

Lavadora: el error común de todos

Solo así tendremos un secado rápido evitando encontrarnos con la ropa aún húmeda después de mucho tiempo en el tendedero, como suele pasar con este despiste.

Por eso siempre es mejor cuando saquemos nuestra ropa de la lavadora , extenderla bien en hilo en fila india o bien en el tendedero, dejando espacio entre ellas para que se seque rápidamente.

Este error no debe pasarse por alto y es importante porque la ropa húmeda podría desprender un olor desagradable y podrían formarse manchas de moho difíciles de quitar que podrían dañar los tejidos.