Tanto si eres un jardinero aficionado como si acabas de empezar, es bastante común buscar la mejor forma de cuidar las plantas.

Hay varios errores muy comunes que pueden comprometer el crecimiento de las plantas.

Veamos cuáles son.

  1. Plantas en hilera : se debe evitar plantar plantas similares juntas, en la misma maceta o en una zona limitada del jardín, ya que favorece el paso de eventuales parásitos entre una planta y otra.
  2. Trasladar una plántula : cuando las plantas aún son pequeñas no se deben mover ni trasplantar. Estas todavía son plántulas muy débiles y tiernas, y este movimiento puede hacer que se rompan o se dañen permanentemente. Si es necesario, hazlo con delicadeza, teniendo cuidado de no romper las raíces.
  3. Seguridad : por muy preparado que estés, nunca debes estar demasiado seguro de ti mismo. Siempre debes informarte y documentarte para no cometer errores.
  4. Trasplante de una nueva planta : si ha comprado una nueva planta, trasplantarla de inmediato puede ser un error. Las plantas primero deben adaptarse a su nuevo entorno, así que déjelas en el recipiente provisto durante unos días.
  5. Terrones : durante las operaciones de traslado es importante extraer las raíces con delicadeza. En particular, muy a menudo las raíces y el suelo se compactan formando un terrón. Este nunca debe extraerse tirando desde el exterior, sino volteando el jarrón y dejando que el contenido se deslice entre las manos.
  6. Herramientas sucias : las herramientas utilizadas para la jardinería obviamente tienden a ensuciarse, pero antes de reutilizarlas para nuevas operaciones deben limpiarse para evitar la transferencia de cualquier patógeno de una planta a otra. En este sentido, puedes utilizar bicarbonato de sodio o vinagre para limpiarlos mejor.
  7. Luz después de la transferencia : las plantas que acaban de ser transferidas nunca deben exponerse directamente a la luz solar, al contrario. Deben mantenerse en un área sombreada durante al menos una semana.
  8. Plantar demasiado cerca : ya sean semillas o pequeñas plántulas, nunca se deben plantar demasiado cerca unas de otras. Se debe dejar el espacio necesario para que crezcan y absorban todos los nutrientes necesarios del suelo.
  9. Semillas demasiado profundas : si tienes semillas y piensas plantarlas, ya sea en macetas o en el jardín, conviene plantarlas a poca profundidad para evitar que puedan salir del suelo a medida que crecen.
  10. Tierra : cuando trasvasas una planta, es decir, la trasladas de un recipiente a otro, o de la maceta al jardín, nunca debes quitar por completo la tierra que acogió originalmente a la planta.
  11. Insectos : no todos los insectos causan daño a las plantas, de hecho muchos son esenciales para procesos como la polinización. Por eso es importante saber reconocerlos y distinguirlos.
  12. Demasiada agua : un error muy frecuente es dar demasiada agua a las plantas haciendo que las raíces se pudran. Asegúrate de regar cuando la tierra esté seca.
  13. Demasiado Fertilizante : A pesar de las buenas intenciones, demasiado fertilizante puede causar efectos contraproducentes. Sin embargo, es preferible utilizar fertilizantes orgánicos.
  14. Semillas : cuando tengas las semillas disponibles y las plantes, no deben sufrir cambios bruscos de temperatura, sino que deben ir exponiéndose al sol de forma paulatina.
  15. Pesticidas : ignorar el ataque de insectos nocivos es un error que no se debe cometer. Una vez identificados, deben eliminarse mediante el uso de plaguicidas orgánicos.
  16. Poda : esta es una operación fundamental, y no realizarla puede ocasionar diversos problemas a las plantas en su proceso de crecimiento.
  17. Malas hierbas : no se debe dejar crecer las malas hierbas, al contrario. De hecho, estos acaban quitando nutrientes a las plantas provocando problemas en el crecimiento.
  18. Luz : por mucho que las plantas en general necesiten luz solar, siempre hay que considerar que las necesidades específicas de cada planta pueden variar. Por eso es importante estar informado y saber qué necesitan las diferentes especies.
  19. Plantas invasoras : nunca se debe plantar este tipo de plantas junto a las plantas que pretendemos curar, ya que las debilitan mucho.
  20. Falsos mitos : a menudo se pueden encontrar falsos mitos sobre la jardinería, es decir, información sin base científica. Por esta razón, siempre se deben consultar fuentes confiables.