Press ESC to close

¡Las manchas de aceite en la ropa ya no son un problema desde que descubrí este increíble truco!

Las manchas de aceite en la ropa a menudo son difíciles de eliminar!

Basta con echar un vistazo a las estanterías de los supermercados dedicadas a los detergentes domésticos para darse cuenta de que disponemos de una amplia gama de pretratamientos, detergentes reales y quitamanchas dedicados. Sin embargo, a pesar de las altas expectativas que depositamos en la marca elegida, el resultado no siempre está a la altura de nuestras expectativas iniciales o de la inversión realizada en la compra de ese producto en particular. El punto es que a menudo queda un halo antiestético que arruina irreparablemente esa prenda en particular.

En verdad, borrar para siempre el recuerdo de un momento de descuido mientras buscaba a tientas en la cocina o disfrutaba de un delicioso plato, no es en absoluto una tarea imposible. ¡Nada más lejos de la realidad!

Sin embargo, es necesario proceder correctamente y utilizar una estratagema particular, barata y eficaz que es antigua, porque ya era conocida por nuestras abuelas.

¿Tienes curiosidad por saber cómo hacerlo? ¡Empezar!

Me deshago de las manchas de aceite de la ropa con este maquillaje brillante y barato

Manchas de aceite en la ropa: así es como se eliminan por completo

Cuando notamos una mancha de aceite en nuestra ropa, lo primero que debemos hacer es actuar con prontitud: frotar la zona con toallas de papel para eliminar inmediatamente el exceso de grasa. No frotamos para nada para no expandirlo, lo colocamos una y otra vez con una presión suave.

Ahora abramos la despensa y recuperemos vinagre y bicarbonato de sodio. Estos dos ingredientes, combinados, son inmejorables: el primero es un desengrasante natural, el segundo tiene virtudes abrasivas capaces de disolver incluso las incrustaciones más difíciles.

Pon el bicarbonato de sodio en un bol pequeño y añade vinagre de vino blanco lo suficiente para obtener una especie de gel cremoso. Notaremos cierta efervescencia natural, esperaremos a que baje y aplicaremos esta pasta directamente en sitio y dejaremos actuar durante media hora para que penetre entre las fibras y disuelva por completo todo rastro de grasa.

Llegados a este punto, procedamos al lavado. Sin embargo, tenga cuidado de establecer la temperatura correcta: verifique cada detalle en la etiqueta y elija un contenido de alcohol que no sea demasiado alto. El calor excesivo, de hecho, podría fijar la mancha, en lugar de derretirla, si queda un mínimo rastro de ella a pesar del tratamiento previo. Es en este preciso momento cuando apostamos por la posibilidad de eliminar también los halos por completo.

Al final del ciclo, comprobamos cuidadosamente: si la mancha ha desaparecido, colgamos el vestido al aire libre, pero no directamente bajo los rayos del sol que podrían desvanecerlo; De lo contrario, repitamos cada paso hasta que obtengamos el resultado deseado.