Press ESC to close

De esta manera, el edredón nórdico en la lavadora no se desinfla y queda impecable

Podemos guardar serenamente la chaqueta de plumas en el armario porque el verano nos permite aligerarnos! Sería mejor, sin embargo, retirarlo una vez que se haya limpiado bien para que quede olido y libre de manchas, como nuevo con la vuelta del frío.

En este sentido, es bueno recordar que también podemos proceder en casa, sin llevarlo a la lavandería, ¡ahorrando dinero! Para lograrlo y mantenerlo siempre hinchado y suave, acolchado de manera uniforme, sin embargo, debemos conocer y aplicar algunos trucos.

¡Veamos cuáles!

De esta manera, el edredón nórdico en la lavadora no se desinfla y queda impecable

Lavar el edredón nórdico a mano

Si su edredón es muy valioso y muy delicado, es mejor proceder con un lavado a mano.

Trata previamente las manchas más evidentes con jabón puro de Marsella: basta con humedecer la masa y frotarla sobre las zonas comprometidas. Mientras tanto, llene la bañera o un recipiente con agua tibia y un detergente neutro o, mejor, un vaso de vinagre de vino blanco y un vaso de bicarbonato de sodio. La combinación de estos dos ingredientes asegurará una higiene perfecta. No te preocupes, el olor acre del vinagre se evaporará, pero si además quieres perfumar tu prenda, añade 5 gotas de una esencia de tu elección. Déjalo en remojo durante al menos dos horas, revolviéndolo de vez en cuando.

Pasado este tiempo, sácalo y sin apretarlo en exceso, envuélvelo en una toalla para secar el exceso de agua.

Ahora extiéndelo al aire libre, en una zona no expuesta directamente a los rayos del sol para no decolorarlo. Colócalo horizontalmente, extendiendo las mangas. Para volver a inflarlo como estaba originalmente, manipularlo de vez en cuando: ábrelo, golpéalo, gíralo una y otra vez para mover las plumas, especialmente si se han concentrado en un lugar debido a la gravedad.

¡Pero este no es el único procedimiento posible!

Veamos qué hacer cuando eliges lavarlo en la lavadora.

De esta manera, el edredón nórdico en la lavadora no se desinfla y queda impecable

Antes de colocar tu edredón nórdico en el tambor de la lavadora, fíjate en la etiqueta y comprueba que se puede lavar de esta manera. A continuación, retira las partes de la piel (capucha, cuello, puños) y lávalas a mano.

Trate previamente las manchas con jabón de Marsella, procediendo como ya se ha explicado, y luego déle la vuelta por completo. Establezca una temperatura máxima de 30 °, el calor excesivo podría dañar las plumas y el relleno. Lávalo tú mismo, pero para no desinflarlo, coloca dos pelotas de tenis con él. A medida que ruedan, masajearán la prenda y evitarán que se formen grumos. Elimina el ciclo de centrifugado que frustraría todas tus ambiciones de mantener tu prenda suave y comienza el ciclo.

Cuando termines, puedes colgarlo al aire libre como ya se ha explicado, o, si tienes secador, aprovecharlo. Sin embargo, tenga en cuenta que debe actuar con precaución. También en este caso, se debe establecer una temperatura baja, el edredón nórdico debe mantenerse del revés para acelerar el secado del interior y proteger el exterior. Añade unos ovillos de lana para favorecer una perfecta distribución del acolchado y evitar que se aglutinen en un solo lugar. Cada 20 minutos más o menos, detenga la máquina y agite vigorosamente la chaqueta de plumas para inflarla. Una vez finalizado el ciclo, colócalo en una percha y déjalo al aire libre durante medio día.

Guárdalo en el armario esperando la vuelta del gran frío, pero de momento, ¡disfruta del verano!